Una de cal y otra de arena

A día de hoy, sigo sin tener muy claro en esta expresión que todos hemos escuchado, cuál es la buena, si la cal o la arena. Tampoco es que me quite el sueño.

Esta entrada de hoy va de cine, del poco cine que veo últimamente gracias a nuestra adorada crisis y mi querido estado de parado. Casi ni me acerco a una sala y cuando lo hago, tiene que ser algo que tenga muy buena pinta, ya sabéis.

Sin embargo, en los dos casos que traigo hoy a colación, tuve que meterme mis preferencias elegantemente donde me cupieran y plegarme al peso de la democracia en un caso o a la de quedar como un gentleman dejando escoger a una dama, con suerte dispar, todo hay que decirlo. Y hay que decir también, que soy bastante particular con mis gustos  y opiniones cinematográficos, me veo contra corriente casi siempre en la opinión al salir de la sala y lo que es cal para la mayoría es arena para mi y viceversa. No es que sea un entendido en lo del cine, pero cada uno tiene sus gustos y no soy de los que no defiende sus opiniones y argumenta el por qué de ellas, que también es parte de la salsa de ir al cine.

Me tira más el suspense, el drama, el thriller, el cine negro, las buenas interpretaciones, sobre todo creíbles, los buenos guiones, las buenas puestas en escena que la comedia, el ruido por el ruido, el puro espectáculo palomitero, las típicas historietas que desbordan almíbar o buen rollito o las chorradas que los yankis fabrican en serie y que por aquí se van a ver en serie como borreguitos. Me gustan las buenas historias, me gusta que me hagan tragármelas, que me hagan creérmelas, que me tengan en tensión, que me metan en su rollo. Lo cual no es fácil y sucede bien poco para mi gusto.

Ninguna de estas dos películas las habría ido a ver o la hubiera alquilado por propia elección, eso fijo, pero una me entretuvo, que ya es bastante y la otra me pareció infumable, más de lo que a priori me esperaba. Vamos a ello.

La primera fue Intocable que no sé si es arena o cal pero sí que es la que me gustó y la que fui a ver en pantalla grande por elección popular en la puerta del cine, aunque yo había votado por Shame que evidentemente me tenía mejor pinta o tiraba más por mis gustos. Y eso que de Intocable les hablé yo mismo, les dije que se comentaba mucho sobre ella, que era de esas del boca a boca, que parecía interesante por el trailer y tal, lo que se volvió contra mi en la puerta del cine. Bueno, no fue tan malo como pensé en principio mientras era arrastrado por la democracia hacia donde no quería ir, poniendo la mejor cara posible y dándome cuenta que con Shame era ahora o a lo mejor algún día te la alquilas o te la bajas y ya no es lo mismo.

Lo cierto es que la película superó esa pequeña animadversión en su contra y que aunque no soy de risa fácil en el cine, más bien lo contrario, alguna risa me solté y bastante rato lucí disimuladas sonrisas de oreja a oreja.

No es que se trate de un peliculón pero sí que agradecí que me entretuviera y que me dejará una sensación de buen rollo al salir del cine y de estar en la misma onda de moderado entusiasmo que el resto de la colegada y no ser el único que pelea a la contra con mi opinión.

Creo que uno de los factores que me enganchó fue la buena química que había entre los protagonistas dentro de su antagonismo en el argumento y aunque el guión no es nada del otro mundo, la pareja consigue hacerlo bastante creíble y disfrutable con un tono de humor sarcástico y de moderada crítica social. Las situaciones de enfrentamiento y de diferencia de clases del principio de la trama son bien trenzados hasta llevarnos al acercamiento y amistad entre ambos caminando en la cuerda floja de lo creíble y lo ñoño o empalagoso con muy buen pulso y sin caer en lo último. Lo dicho, un rato entretenido, muy agradable, en una película sin demasiadas pretensiones pero que me dejó una agradable sensación, un cierto optimismo vital mientras íbamos de camino a conseguir unas cervezas al salir del cine.

La otra, no sé si cal o arena, pero lo seguro es que no me gustó nadita, fue The Artist y dejo estos datos:

  • 5 Oscars: Mejor película, director, actor (Dujardin), BSO, vestuario. 10 nominaciones.
  • 3 Globos de Oro: Mejor película comedia/musical, actor (Dujardin) y BSO. 6 nominaciones.
  • 7 premios BAFTA, incluyendo mejor película, director, guión original. 12 nominaciones.
  • 6 Premios Cesar, incluyendo mejor película y director. 10 nominaciones.
  • Festival de Cannes: Mejor actor (Jean Dujardin)
  • Independent Spirit Awards: Mejor película, director, actor y fotografía. 5 nominaciones.
  • Critics Choice Awards: 4 premios, incluyendo mejor película. 11 nominaciones.
  • Festival de San Sebastián: Premio del público.
  • Premios del Cine Europeo: Mejor banda sonora. 4 nom., incluyendo mejor película.
  • Premios Goya: Mejor película europea.
  • Satellite Awards: Mejor dirección artística. 5 nominaciones, incluyendo mejor película.
  • Producers Guild of America: Mejor película.
  • Premios de la Crítica de Washington (WAFCA): Mejor película.
  • Directors Guild of America (DGA): Mejor director.
  • Screen Actors Guild: Mejor Actor (Dujardin) Nominados Actriz secundaria, reparto.
  • Círculo de críticos de Nueva York: Mejor película y director.
  • Festival de Hampton: Mejor película (Premio del público).
  • Festival de Sevilla: Premio del público.
  • Nominada Premios David di Donatello: Mejor película de la Unión Europea.

En serio? Es tan buena? Pues a mi que me lo expliquen porque parece que no me he enterado de nada. Otra vez sólo contra el mundo con mi opinión? Lo de los Oscars pasa porque su credibilidad para mi es nula después de premiar como mejor película medianías como Titanic, Gladiator, En tierra hostil, Shakespeare enamorado, Braveheart y dejaran sin mencionar películas como Drive el año pasado, por ejemplo.

Sinceramente, me pareció horrible, interminable, plana, simplona y sí, también reconozco que no me apetecía una mierda tragármela si no fuera que soy un gentleman y cedí con elegancia mi turno de elección en el vídeoclub ante el entusiasmo de mi pareja al verla en el estante. Yo tenía pensado coger No hay paz para los malvados pero será en otra ocasión. Joder, con esa ristra de premios no me esperaba semejante bodrio.

Cuál es el motivo de que los demás vean algo tan genialmente unánime? A mi que me registren, ni puta idea. Que está hecha en blanco y negro imitando las películas mudas de antaño, incluso con esos carteles con los mínimos diálogos? Es eso? Que los actores gesticulan como posesos para hacernos entender una trama tan simple como el mecanismo de un chupete? Era eso? Una banda sonora imitando aquellas orquestas que tocaban en directo? No creo que sea eso, no? No sé, una reacción nostalgica mundial a los tiempos pasados y enterrados del cine mudo? Es que aquello sí era cine, no? No sé, alguno se le ocurrirá que está a la altura para hacer un homenaje a Chaplin, Keaton, Dietrich o a Rodolfo Valentino. Yo, sinceramente, es que paso de tragarme una película de cine mudo de aquellas de antes y no hablo de algunas obras maestras, hablo de las del montón. Pero ahora resulta que eso que es esta película, una copia del montón, con un guión tan previsible y ñoño es la ostia en verso, el no va más y no hay mejor película, ni mejor actor en ese año. Y yo me lo creo.

Puede emocionar algo tan plano, una trama tan previsible y que sabes en todo momento por dónde va a ir, casi como si las hubieras escrito tú mismo? A mi no, desde luego. Hay algo brillante aparte de la sonrisa dentífrica del protagonista? Yo no lo he visto.

Siempre te puede quedar la duda de que tanta unanimidad de crítica y público puedan significar que técnicamente no tienes ni puta idea, que no te has enterado de nada y que la vuelvas a ver más relajado, con la mente abierta y receptiva, sin esos prejuicios y tal. Pues no, tíos, no me ha quedado esa duda. Es un paquete de película tenga los Oscars que tenga, lo mismo que ese tostonazo que es There Will Be Blood o Pozos de Ambición. Otra que tal baila. Y sí, que ha gusto me he quedado.

Nos vemos.

2 pensamientos en “Una de cal y otra de arena

  1. Buscaba un lugar donde poder dejar esta recomendación, pero a falta de una entrada que le vaya más al hilo, dado que va de cine, aquí queda.

    Se trata de un film que no creo sea del gusto de muchos, oscuro, nada positivo, que sólo cuenta las miserias de una familia, que como suele ocurrir, afloran con más intensidad de lo habitual en momentos de crisis…, pero quién no tiene miserias?

    Se trata de “Agosto”: http://www.filmaffinity.com/es/film586134.html

    Por momentos, me ha trasladado a obras llevadas anteriormente al cine como “Un Tranvía Llamado Deseo” o “Factotum”… En resumen, me ha gustado.

    Y con ella he descubierto un tema cuya voz me resultaba conocida, a medida que sonaba, y que me ha tocado la fibra. Va por Uds!: http://youtu.be/Iq7XsHAOnqc

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s