Nada Surf – Let Go

Nada Surf – Let Go
Barsuk Records, 2002
 

Ha llegado el verano, que bien. No me quejaba yo de que venía con retraso pero si me quejo ahora que me tiene tostado. Ahora que me jode vivir en un pueblo como el mío que implica no poder ir a la playita un rato como debía ser porque no estoy dispuesto a pegarme por aparcar cerca del mar, luchar por un pedazo de arena donde poner la toalla y una baldosa de agua donde nadar. Que no me jodan, a mi esa mierda no me compensa, no me relaja, no la disfruto, o sea que aquí no hay playa. Ya llegará el fin de semana y si el tiempo se porta, emigrar a las playas desiertas del norte. Ahora que busco la sombra, rastreo la brisa fresca, codicio un buen helado de chocolate con café o me escondo en la penumbra de mi habitación como ahora. Ahora también apetece algo de musiquita alegre, veraniega, relajante, fácil y sin complicaciones que suene amigable y me haga tararear sin darme cuenta.

Así que pensando en ello se me ha venido este grupo a la cabeza, Nada Surf, más por una trayectoria o un camino o un cariño especial que por un disco en sí, pero alguno había que escoger y me he decantado por este Let Go, que si os gusta como empieza os gustará a buen seguro hasta el final y que tiene varios temas que son de lo mejor que han hecho y que suelen ser fijos en sus directos.

No recuerdo exactamente cómo los conocí pero si me acuerdo perfectamente de la primera vez que los vi en directo. Creo que algo había escuchado del grupo e incluso había conseguido un directo de ellos, Live in Brussels, que me sirvió para embarcar a un par de buenos amigos e irnos a verlos a la sala Capitol de Santiago de Compostela. Un concierto de esos que se te quedan grabados por muchas razones, de esos míticos, de los que ya has idealizado y que te deja el grupo grabado con cariño en tu corazón hagan ya lo que hagan. Una tarde cojonuda con esos amigos, un concierto más intenso de lo esperado donde acabaste con una buena melopea, sudando la camiseta y medio afónico, el grupo que al acabar el concierto se baja a tomar unas cervezas con los pocos que quedábamos dando la brasa en el local, descubriendo a gente sencilla, maja, sin rastro de estrellitas y ganándose tres seguidores con su simpatía. Para poner la guinda a la noche, el diluvio universal caía afuera en las calles de Santiago. Sálvese quien pueda. Que gran noche, si señor. Saludos a Estress y Jose si me leen.

Os dejo una muestra de aquella noche. Ahí en medio estábamos los tres desgañitándonos, un poco más al centro y a la misma altura que en el vídeo:

Nada Surf – Stalemate

Con su primer disco, High/Low, publicado en 1996, consiguieron un buen pelotazo con el tema titulado Popular y muchos críticos les tildaron de ser unos one hit wonder de esos, un grupo que tiene un éxito y no se vuelve a saber de ellos. Unos 16 años después, con 8 discos más a sus espaldas, por aquí siguen, sacando discos con su habitual modestia y buen hacer, con dignidad y por lo que veo en sus conciertos, conservando un buen número de fans que no les fallan.

Nada Surf – Popular

El grupo procede de New York y estaba formado en la época del Let Go por Matthew Caws en la guitarra y la voz solista, Daniel Lorca al bajo y coros e Ira Elliot a la batería y coros. Daniel es madrileño o jodechinchos como dicen por aquí y Matthew chapurreaba bastante bien el español, de ahí que pudiéramos charlar un rato con ellos al acabar el bolo, sacarnos unas fotos y compartir unas cervezas en la barra antes de irnos. Los he visto otro par de veces más sobre el escenario, pero esa fue sin duda la mejor por unos u otros motivos. Además, son de esos grupos que derrochan simpatía, mejoran las canciones sobre el escenario y te contagian ese amor a la música que se les nota.

Del disco en sí qué os voy a contar. Bajo la etiqueta de power-pop nos encontramos con eso, pop con guitarras contundentes y vitaminadas y una gran facilidad para los estribillos. Sólo empezar a escuchar el rasguear de las guitarras en Blizzard Of ’77, canción con la que suelen abrir sus conciertos, ya me aflora una sonrisa. Un disco balsámico para estados carenciales de ánimo, de canciones alegres, vitalistas, llenas de detalles, sin pretensiones, que te alegran el día con melodías sencillas, dulces y potentes a la vez, de estribillos que se pegan como el chicle, algunas enérgicas y veloces, otras lentas y con un toque a caramelo de fresa.

Nada Surf – Blizzard Of ’77

Temas para bajar la ventanilla del coche cuando aprieta la calor, que corra el aire para los que no llevamos aire acondicionado, sacar el codo e ir cantando dejándonos llevar por la música. Los que lo llevan, pues que se joden. Apretar un poco el acelerador mientras también aceleran las guitarras en The Way You Wear Your Head. Recordar como en el concierto Daniel traducía al español de una manera muy cachonda las primeras estrofas de Fruit Fly mientras Matthew cantaba y luego todo dios se ponía a botar cuando entraban todos los instrumentos en la sala abarrotada. No me quiero acordar la cantidad de gallitos que solté por mi boquita esa noche con esa canción intentando seguir la fina y aflautada voz de Matthew.

Sitio también hay para algo más lento, para ponerse románticos con bonitas melodías de esas en las que antes se encendía el mechero y ahora se enciende el puto móvil. Baladas como Blonde on BlondeInside of Love nos dejan quitar un poco el pie del acelerador para dedicar un pensamiento a la chica de nuestros sueños esté donde esté, que todos tenemos ese corazoncito por ahí dentro, aunque vayamos de duros y digamos que a estos muchachos se les va la mano a veces con el edulcorante. Lo cierto es que para mis adentros más interiores reconozco que tienen buena mano para los estribillos que se pegan como el chicle de fresa. Tienen su encanto.

Volvemos a acelerar con Hi-Speed Soul de contagioso riff otra vez perfectamente casado con su parte melódica, subiendo y bajando, cambiando ritmos en uno de los mejores temas del disco, con un final ayudado por unos etéreos teclados magistral.

Nada Surf – Hi-Speed Soul

No Quick Fix modera la velocidad con otro medio tiempo a caballo entre un día soleado y un cierto aire melancólico, donde nos dejan otra vez muestra de que basta con darle un pequeño toque a una sencilla canción para que nos parezca que brilla. Con Killian’s Red llegamos a uno de los mejores momentos del disco para mi gusto y otra de las casi fijas en sus directos, con un bonito riff de guitarra que se desliza en buena parte de la canción y con Matthew en una de sus mejores interpretaciones, contenida y llena de sentimiento.

Con la Là Pour Ca se pasan al francés, en una canción que pasa por ser la que menos me convence o me encaja en el disco, pero bueno, el nivel es alto y la canción cortita. Me corta un poco el rollo pero a ellos se lo perdono todo.

A partir de ahí, aceleramos con la vibrante y guitarrera Happy Kid, con su vitaminado y ganchero riff y una parte vocal perfecta para corear y botar en directo, otra de las buenas, con un cambio de ritmo en el medio, relajando un poco para que llegue el oxígeno a las piernas y seguir botando más que el de delante hasta el final. Seguimos pisándole con Treading Water, siguen las guitarras, sigue un cierto aire nostálgico, sigue la cosa botando con cierto aroma a chicle de fresa, sigue volando la melodía entre los riffs.

Para finalizar, nos dejan Paper Boats, una balada algo larga pero bonita, suave y melancólica que nos lleva al final del disco con una sonrisa, con cierta alegría optimista, con el codo apoyado en la ventanilla y un poco más cerca del destino. El camino ha ido pasando casi sin darnos cuenta, sencillo, fácil, en buena compañía.

Un grupo al que tengo un cariño muy especial, por su modestia, su cercanía y por haber compartido, unas cervezas con ellos, en uno de mis directos favoritos que guardo en el baúl de mis mejores recuerdos. Un disco casi perfecto de pop o power-pop o pop rock o rock a secas, que más da. Quizás no se ajustan demasiado a mi estilo a priori, no deberían, pero las cosas no son siempre como deberían y no sé muy bien como ni por qué, me conquistaron con su encanto, con su buen hacer, con qué sé yo, pero lo hicieron.

Como regalo y sin que sirva de precedente os dejo ese directo Live in Brussels (contraseña: elblogdepachi67) para que los escuchéis en directo y no los dejéis pasar la próxima vez que se acerquen por vuestro pueblo. Merecen la pena. De nada.

Nos vemos.

Nota.- Si el enlace no funciona, está roto o ha sido borrado y os interesa el disco en directo de Nada Surf, dejarme una nota en los comentarios he intentaré volverlo a subir con la mayor brevedad que me sea posible.

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s