Faithless – Hits

Ando liado, algo agobiado, mi tiempo se ha comprimido, mi tiempo me falta, no me llega para todo lo que quisiera hacer, ni con la calma con la que quisiera, o sea que vuelve a tocar recopilata sacado del almacén en su orden alfabético.

Hoy va de electrónica, de la poca que tengo, de la poca que controlo aunque siempre ando investigando, rebuscando y siempre he sentido cierta curiosidad por ese mundo de las maquinitas que hacen música. Hay géneros musicales por los que nunca he sentido esa curiosidad o me dan algo de miedo por la inmensidad que se adivina de fondo, como podría ser el jazz. Otros que no me llaman como podría ser el hip-hop, el rap y sus derivados salvo contadas excepciones. Otros que me dan picores variados como el flamenco o ese soul standard empalagoso tipo Beyoncé y cía o el pop estilo los 40 o ese estilo electrónico tipo Pitbull, Guetta y cía, lleno de voces tratadas que me ponen enfermo. Hay otros que ni siquiera los considero, ni siquiera existen para mi como el reggeton y derivados, esa música manufacturada tipo Operación Triunfo o bazuras del tipo Canto del Loco, Pereza y tal. Cada uno tiene sus gustos y sus limitaciones, sus filias y sus fobias, aros por los que no pasa, que se le va a hacer, sería todo muy aburrido si a todos nos gustara lo mismo.

El hecho es que la electrónica en sus distintas variantes si me llama, si me despierta el instinto melómano, aunque también es cierto que de diez discos que me bajo y pruebo lo más seguro es que sólo me guste uno o ninguno. Tampoco es menos cierto que suelo dar palos de ciego entre todas esas etiquetas que no tengo ni puta idea de que coño significan, del tipo dubstep, house, ambient, downtempo, drum and bass, electro, trance, dance, disco, industrial, trip-hop, etc, que además luego se mezclan o funden unas con otras para hacérnoslo más fácil a los neófitos, supongo.

En mi caso, suelo prescindir de esas etiquetas que nada me dicen y probar directamente cuando leo algo que me atraiga o me haga imaginar cosas que luego no suelen cumplirse, dejarme llevar por expresiones como bajos gruesos, producciones oscuras, atmósferas góticas o agobiantes, estructuras cercanas al rock y cosas así. Luego me bajo cosas que ponen por las nubes, que son el no va más en el mundillo electrónico, del tipo Burial, Actress, Apparat, Talabot y un largo etcetera y como mínimo no les acabo de ver el rollo, no me emocionan lo más mínimo e incluso muchas veces me parecen insufribles o rayantes a más no poder, sucesiones de ruidillos sintéticos más o menos molestos, más o menos soporíferos, sin pies ni cabeza y me pregunto dónde está la genialidad que leí en la reseña que tan bien me hablaba de ellos y que me hizo picar como a un chino. Por no hablar de la última sosería en esa misma onda que se han marcado mis queridos Radiohead con ese raquítico The King of Limbs, que es para echarles de comer aparte. Después de esa maravilla de In Rainbows y esperar no se cuantos años, nos largan apenas 40 minutos de nadería electrónica.

Si hecho un vistazo a mis listas de reproducción del iTunes, algunas cosas hay, seguramente no serán consideradas por los expertos como de máximo nivel pero que son las que a mi me han ido calando, del tipo los mentados Radiohead cuando les da por ahí, Orbital, Air, UNKLE, Bonobo, Caribou, Depeche Mode, Daft Punk, Delorean, We Are Standard, Portishead, Massive Attack, Moby, Gorillaz, Kanye West, NINRinôçérôse, Morcheeba, The XX, Moderat, Paul Oakenfold, Zola Jesus y entre ellos figura el grupo que os traigo hoy, que se hacen llamar Faithless.

Faithless son un grupo británico que tuvo sus momentos de gloria a finales de los 90 y principio del 2000 y que vienen a mezclar dos de esas etiquetas de las que antes hablaba, las del dance y el hip-hop, resultando un combinado que no es que me parezca la ostia pero que tiene esos bajos gordos, ese toque oscuro que tanto me gusta, unido con la búsqueda de la melodía y sin que ésta esté demasiado escondida entre ruiditos sintéticos de última generación que me acaban cargando y combinando partes de vocales masculinas con las femeninas. Tampoco abusan de lo repetitivo y lo machacón, cosa que también agradezco, dejando canciones agradables y fáciles de escuchar e incluso para dejar de música de fondo.

Faithless – Insomnia

Faithless – Evergreen

Faithless – God is a DJ

Poco más os puedo decir de ellos, ni tiempo más que para dejaros esos ejemplos y que veáis si os va su rollo o no. En el caso de que os parezcan interesantes, ahí os dejo mi recopilata en este enlace ( Faithless Hits ) para que consumáis con la habitual recomendación de moderación y responsabilidad para no caer en el empacho. De nada.

Nos vemos.

Nota.- Si el enlace no funciona, está roto o ha sido borrado y os interesa el recopilata, dejarme una nota en los comentarios he intentaré volverlo a subir con la mayor brevedad que me sea posible.

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s