La Canción del Día [4]

Hoy voy de cabeza a esta sección rápida y sin demasiados rodeos porque ni tengo tiempo ni ganas ni humor para estirarme como es habitual. Llevo varias semanas de papeleos, broncas y mala hostia intentando desprenderme para siempre de los incompetentes mamones del banco en el que he estado toda la vida, esos artistas antes llamados Caixanova y que me importa ya una mierda como se llaman ahora y que en todo ese tiempo sólo les he visto la cara siempre para que me toquen los cojones un rato por aquí, me cobren sin tener por qué por allá y que me causen molestias e incomodidades con su ineficacia y otras movidas que no suceden en otras entidades similares. Pero como ya han dejado caer la gota que colma el vaso, ya me da igual todo este calvario de payasadas y papeleos que tengo que hacer. Sólo quiero perderlos de vista. A tomar por culo, señores, a joder a otro que yo ya me he cansado.

Y el caso es que iba conduciendo en ese estado alterado de cliente satisfecho, acordándome de todos sus muertos y llevado por todos los demonios con el runrún de la cabeza dando vueltas, cuando empezó a sonar la cancioncilla de hoy. Y como la música dicen que suele amansar a las fieras, poco a poco penetró el cascarón de malababa que llevaba puesto y empecé a mover el pie del embrague al compás, a mover el cuerpo al ritmo y a tararear la canción. Mira tú por dónde, tampoco le había hecho demasiado caso a este tema en su momento, pero allí estaba sonando para relajar tensiones. Que menos que dedicarle unas letras por aquí, acabé pensando.

Siempre me ha gustado la voz de Macy Gray, esa vocecilla ronroneante, algo rota, algo sensual. La he seguido desde su primer éxito, aquella balada tan pegadiza titulada I Try y siempre me bajo todo lo que aparece por la red de ella. Siempre me imaginé que esa voz le pegaría de maravilla a un buen disco de soul de aires oscuros, desgarrados, íntimos y de bareto lleno de humo de cigarros de las películas en blanco y negro, donde su ajada voz brillaría y emocionaría como las de alguna de esas grandes divas clásicas de color que todos conocemos. Pero van pasando los discos y parece que Macy o quien le lleve su carrera artística no coinciden con mi opinión y siempre tira más hacia otro tipo de divas modernas, más comerciales, más ligeras, más superficiales que también todos conocemos. Una pena, siempre me ha parecido que tenía potencial para ese gran disco y aunque sus trabajos me gustan, me atraen, son disfrutables, también es cierto que igual de rápido se me olvidan y quedan ahí aparcados hasta que aparece alguna canción en alguna sesión aleatoria.

El tema de hoy pertenece a esa categoría, alegre, pegajoso, bailable, divertido y con cierta clase pero también leve y superficial. Para pasar el rato. De todas maneras, me lo he guardado en la carpeta de posibles canciones para pinchar en fin de año, porque si le subo un poco la velocidad, el pitch o los bpm en el Virtual DJ, puede quedar bastante apañada para darse unos bailes. Tengo intención de poner bastante música disco clásica, de esa que todos conocen y no fallan, pero tampoco le viene mal algo un poco más moderno al personal. A ver qué os parece.

Macy Gray – That Man

Nos vemos.

2 pensamientos en “La Canción del Día [4]

  1. Uhmmm….en esto si que coincidimos tio, macy es una de mis chicas preferidas por su voz desgarrada y algo trasnochada. Me apunto la cancion a ver si me alegra el dia como con su sexual revolution. Nos vemos

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s