Sofa Surfers – Blindside

Sofa Surfers BlindsideSofa Surfers – Blindside
101 Distribution / Monoscope Productions, 2010
••••••••••

Holaquétal, estimados lectores y seguidores de este mi modesto rincón. Ya a golpe de un lunes gris y frío en esta esquina del norte, después de un ajetreado fin de semana donde también nos acompañó el frío, pero por lo menos pudimos volver a ver el sol calentando de manera tibia nuestra ría. Sienta cojonudo eso de poder fotosintetizar un poco de cuando en vez y que los paisajes vuelvan a brillar y recuperar los colores otoñales, que siempre me han tenido una especial belleza bajo la luz del astro rey.

Hoy os traigo por aquí otra de esas recomendaciones sobre un disco que figura entre mis preferidos, otro de esos ocultos, de los que poco o nada he escuchado hablar, uno de esos perros verdes que tanto me gustan, una de esas sorpresas que te encuentras mientras bajas música de de allí o de allá o que te llaman desde una reseña interesante que consigue captar tu atención en ese momento, quién sabe el por qué. En este caso sí recuerdo de dónde partió ese interés o esa punzada de curiosidad que me empujó a descubrir el disco. En el foro de Muzikalia, del que ya he hablado más de una vez por aquí, participaba y supongo que por allí seguirá pasando, un forero que se apodaba LosMierdas, al que desde aquí mando un afectuoso abrazo, aunque dudo que se pase algún día por aquí, ni que sepa que este blog existe, un veterano por el que sentía especial predilección y que de vez en cuando  daba en la diana con sus recomendaciones, no siempre, pero sí a menudo y del que me encantaba leer su reseñas. De esa manera descubrí el disco de hoy, con el que tuve un flechazo instantáneo.

Sofa Surfers son un grupo austriaco que siempre se ha movido en los parámetros de la electrónica experimental y vanguardista y que investigué a partir de este disco. La verdad es que el resto de su carrera anterior no me acabó de gustar o convencer, precisamente por demasiado experimental o vanguardista, demasiado electrónica para mi, vamos. En ese cóctel lleno de máquinas podemos encontrar desde trip-hop, soul, acid jazz, dub y algunas pinceladas de rock, que dan como resultado un estilo que ya digo que no me acabó de entrar, no llegué a conectar en su momento.

Sin embargo, en 2010 se descolgaron con este Blindside, que debió dejar a sus fans o seguidores con el culo bastante torcido debido al giro profundo y notable que le dieron con este trabajo a sus pautas anteriores. Conservando las estructuras o esquemas de esa música enlatada o maquinal de la electrónica, sustituyeron a esas máquinas por instrumentos digamos más orgánicos, de los de toda la vida, con su batería, sus guitarras y su bajo, dotándolos de una atmósfera oscura, cargada y crepitante que me dejó atrapado en su tela de araña desde los primeros compases. Se podría decir que es un disco de rock electrónico, si es que eso existe y no me lo acabo de sacar de la manga como definición. Desde mi punto de vista personal, si tuviera que dar un papel protagonista al discurrir de este trabajo, se lo daría al bajo, potente, saturado, gordo y contundente, de esos que siempre hacen mis delicias, marcando el ritmo, llenando el espacio y creando paisajes de tensión urgente y palpitante, mientras las guitarras arañan y crepitan con dureza unas veces, con menos intensidad otras, acompañando a la voz de color que apenas canta, más bien recita o rapea entre los tensos y nerviosos ambientes que tejen los instrumentos.

Recupero aquellas primeras impresiones sobre el disco que dejé en Muzikalia en ese 2010, cuando apenas los acababa de descubrir:

Vamos a dejar unos palabros sobre mi disco favorito de los que llevamos de 2010, gran recomendación del estimado LosMierdas (gracias de nuevo) y que me ha dado en el centro de la diana desde la primera escucha.

Me suele resultar duro el adentrarme en los caminos de la electrónica por más que me esfuerce, pero cuando algún grupo se descuelga con una mezcla donde ésta se da la mano con el rock suelo encontrarme más a gusto, como es el caso. Y digo que se han descolgado porque, investigando la discografía de estos Sofa Surfers me queda claro que han roto la línea electrónica que llevaban para dar un nuevo aire a su último disco, aire que les acerca a mis preferencias sin duda y los alejará de las de los que se deleitaban con sus antiguos derroteros. Si seguirán ésta línea o volverán a su rumbo anterior el tiempo lo dirá. Mientras yo disfrutaré de este fantástico Blindside que nos han brindado, seguiré investigando su obra anterior, aunque los primeros acercamientos a ella no me producen las mismas sensaciones instantáneas que el disco en cuestión.

Esta banda austríaca nos brinda un disco vibrante, lleno de picos de alto voltaje y calmas llenas de tensión a base de bases rítmicas muy marcadas, de bajos predominantes y gordos, incorporaciones de guitarras aceradas y fieras, aderezados por una voz negroide que le aporta matices originales sin alzar la voz, más bien fraseando al estilo hip-hop la mayor parte de las veces. Mezclas de rock, trip-hop, algo de jazz, ritmos repetitivos e hipnóticos de bajos machacantes que incitan a tener los músculos en tensión y subir el volumen para que te taladre esa tensión latente en los ritmos y las voces.

El disco empieza con tres trallazos de fascinación instantánea llevados de la mano del musculoso bajo y los riffs de guitarra sobre un manto de electrónica con Playing the Game, Hardwire, Tired Nation y Heavy Water. Luego bajan un poco la revoluciones, aunque no la tensión en Sinus y Deserter, donde nos acercan a un lado más íntimo y de cercanía al chill out o el trip-hop, para volver a atacarnos de manera casi hardcore en Gutcut / U.D.H.W. Termina el disco con la fantástica 100 Days donde el bajo vuelve a llevar el peso y Safe Zone, dejando muy alto el listón de un disco corto pero muy intenso de experimentación y fusión de estilos que puede no ser muy original, pero en mi opinión está muy bien conseguida. Recomendable, desde luego.

Ya han pasado más un par de años desde estas letras y las sigo suscribiendo para un disco que todavía pasa a menudo por mis reproductores y que conseguí tratar con la suficiente moderación para no acabar quemándolo como tantas otras veces. Voy a darle un somero repaso canción a canción a pesar de que en esa antigua reseña ya he desvelado algunas de las pistas que nos acercan a este Blindside.

El disco empieza bien arriba, con Playing the Game, una de mis favoritas si duda, la primera que escuché del disco y que ya me captó para sus adeptos. Un colchón ligero de electrónica y unos toques de piano crean una bienvenida de cierto suspense hasta que irrumpe ese poderoso bajo protagonista, llenando el aire de tensión para abrazarse a las guitarras saturadas y pétreas. El pulso de ese bajo y los latigazos de las seis cuerdas refuerzan las labores del vocalista, contrastando con su interpretación más pausada y suave, sin forzar ni alzar su volumen en medio de la saturación instrumental que no descansa. Un gran tema, que además también tiene un vídeo bastante original, minimalista e impactante.

Sofa Surfers – Playing the Game

Baja un poco el pistón con Hardwire, pero no esa sensación opresiva que deja en el fondo la electrónica, con efectos y sonidos inquietantes y un ritmo pesado de batería y bajo, que laten llenando todos los rincones, mientras el vocalista recita de manera menos melódica que en el tema anterior, dotando al tema de cierta aspereza minimalista, de economía de recursos pero de profunda pegada. Se remansa y arranca en su pulso, las guitarras vuelven a arañar sobre el saturado escenario y las voces se tensan y se vuelven urgentes cuando llega el final. Un tema extraño pero cautivador.

Sofa Surfers – Hardwire

Vuelven a pisar el acelerador en Tired Nation, con el bajo, la batería y un buen rifff de guitarra cabalgando al unísono y enroscándose con las vocales, subiendo de ritmo en una canción de estructura más clásica y donde el bajo cede cierto protagonismo a las guitarras, que con sus ácidos y crudos rasgueos van llevando el tema hasta un tramo final lleno de intensidad, con las voces dobladas y que acaban desbocándose para firmar otro gran tema pleno de potencia.

Sofa Surfers – Tired Nation

Galopan de nuevo bajo y batería y arrastra a las guitarras rítmicas en Heavy Water, mientras la guitarra solista marca y dibuja un bonito riff sobre ellas para dar entrada a las voces dobladas, recitadas y saturadas con velocidad y urgencia. Todo cambia de ritmo y de intensidad a cada momento sin dar tregua, bajando y subiendo, con potentes y secas guitarras y el bajo machacando desde el fondo. Notable el trabajo vocal, lleno de originalidad en mi opinión, a medio camino entre el recitado, el rapeo y lo cantado y que se ajusta a la perfección al trabajo instrumental. Cuatro temas de gran nivel, un comienzo de disco perturbador y contundente. Una golosina para los amantes de los sonidos graves y saturados o los ambientes nocturnos y crispados, llenos de tensión.

Sofa Surfers – Heavy Water

Con Sinus llega la calma, la pausa, el recogimiento instrumental después de las fuertes emociones anteriores con el tema más largo del disco, de lento discurrir, casi en clave chill y con una bonita e intimista interpretación vocal. Los mismos parámetros se podrían aplicar para Deserter, dándole un toque un poco más oscuro de fondo y algunas notas de color en las guitarras, que le aportan algo más de dinamismo. De todas maneras, quizás es demasiada calma para mi gusto y en esas alturas, empiezo a echar de menos el chute de intensidad de los cuatro primeros temas.

Sofa Surfers – Sinus

Como si me hubieran escuchado, vuelven a esa intensidad con Gutcut/U.D.H.W., que arranca con un pétreo riff de guitarra apoyado en la batería y en ese bajo musculado y potente que no nos abandona, sonando el conjunto casi a hardcore, a nerviosismo y urgencia, a calmas tensas y que va avanzando con fiereza en el sonido de las guitarras y las vocales contagiadas de esa urgencia y ese nerviosismo que flota en el ambiente. Se agradece la vuelta a la potencia y la saturación del comienzo del disco.

Sofa Surfers – Gutcut/U.D.H.W.

Y no se relajan con 100 Days, donde un bajo gordo, oscuro y demoledor nos lleva contra un muro de guitarras que quieren arañar y a otro tema recitado en las vocales que danza sobre ese pulso de fondo y las guitarras ácidas, con un ritmo hipnótico que incita a mover la cabeza a su compás. Otro tema extraño pero de un misterioso atractivo.

Sofa Surfers – 100 Days

Cierran este disco con Safe Zone, un tema más etéreo, casi flotante, con una atmósfera que casi parece levitar con esa misma extraña mezcla de oscuridad y melodía que se acaba fundiendo de manera hipnótica con las voces repetidas como un mantra. Un bello final para un disco lleno de contrastes, ecléctico, que lejos de caer en lo inconexo, fluye con agilidad entre sus variadas atmósferas llenas de intensidad y calmas tensas.

Hasta aquí esta reseña de uno de mis perro verdes, uno de esos pequeños tesoros que guardo con celo, un disco atípico hasta para el propio grupo y que como siempre os recomiendo que probéis, no vaya a ser que os estéis perdiendo algo. Sobre todo si os gustan como a mi esos bajos gruesos y marcados y que, de ser el caso, os podréis dar un auténtico festín con este Blindside. Avisados quedáis.

Nos vemos.

Pd.- Actualizo información, para dejaros aviso de que tienen disco nuevo en la calle, titulado Superluminal, publicado en este 2012 que se acaba. Retoman de nuevo su antiguo camino de la electrónica, esta vez acercándose al un trip-hop muy al estilo de Massive Attack, por poner un ejemplo, lleno de elegancia y rotundos graves. Muy recomendable y de mis favoritos del año.

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s