Sofa Surfers – Superluminal

Sofa Surfers SuperluminalSofa SurfersSuperluminal
Monoscope Productions, 2012
••••••••••

Holaquétal, estimados. No tenía ya pensado reseñar ningún trabajo fabricado en este anciano y moribundo 2012, me parecía, me tenía toda la pinta de que toda la tela estaba vendida, o algo así dice el dicho, pero me olvidaba de ese otro dicho de que hasta el rabo, todo es toro o algo parecido. Ya estaba cavilando y pensando en hacerme mi personal lista de lo mejor de este nefasto y mediocre año musical y dejarla cerrada a cal y canto, cuando la sopresa me ha saltado delante de las narices. Ni la esperaba ni contaba con ella, pero bienvenida sea.

Cuando el otro día estaba preparando el artículo sobre el Blindside de los Sofa Surfers y visité su página para enlazarla con el blog, me enteré de que estos muchachos tenían nuevo trabajo publicado. Joder, de puta madre!, me dije, si no llega a ser por esa casualidad, a saber cuándo me hubiera enterado de tan feliz noticia. De todas maneras, me lo bajé con cierta precaución y reserva, pues no han sido pocos los discos esperados con ansia y expectativas en este año, que han resultado un total o parcial fiasco.

Por suerte, no ha sido el caso y estos austriacos me han vuelto a convencer, aunque no como me lo esperaba, sino dando una nueva pirueta de estilo que me ha vuelto a sorprender y a meterlos en la dura lucha que tengo para decidir que ha sido lo mejor de este mediocre año 2012. En realidad, se suman a sólo otros cuatro trabajos que realmente me han convencido esta temporada, pero entre los que me va a ser difícil escoger posiciones, como son el de Dr. John, el de Archive, el de los Trail of Dead y el de los Crippled Black Phoenix. De este último no he hecho reseña porque es un doble disco del que comentar algo me parece un trabajo demasiado titánico para las fuerzas que estoy dispuesto a gastarme. Imaginaros una reseña el doble de larga que esta. Sería demasiado, sería la hostia, sería infumable. Hay otros que me han gustado también, pero bastante lejos de este cuarteto. Ahora se suma con fuerza este Superluminal de los Sofa Surfers para ponerme más difícil la decisión. Por mi, cojonudo.

La parte sorprendente viene por ese nuevo giro estilístico que han dado a su música, dejando de lado esa potente vena rockera del anterior Blindside que tanto me había gustado, para volver al lado más electrónico de sus raíces que ya he comentado que no me convencía demasiado o incluso menos. El caso es que es un giro con matices y esos matices son los que me han entrado como anillo al dedo. Abandonan ese rock potente, lleno de bajos graves y guitarras aceradas para acercarse al trip-hop cercano a los Massive Attack y también repleto de esos bajos retumbantes y poderosos. Bingo!

Este cuarteto austriaco lo componen Wolfgang SchlögMarkus KienzlWolfgang FrischMichael Holzgruber, no me preguntéis que labores realiza cada cual porque ni puta idea y no he conseguido información suficiente para aclararlo. Lo que si tengo claro es que suelen recabar la colaboración de vocalistas externos para sus trabajos y en este caso han recurrido a un tal Jonny Sass, al que no tengo el gusto y a Mani Obeya, que sí ya es un viejo conocido de ese anterior Blindside. Y sin duda, una de las bazas que más me congratulan de este disco, pues cada vez me gusta más su manera de cantar, de interpretar y su particular timbre de voz, aunque no sea de los que normalmente sean frecuentes en mis vocalistas favoritos.

Un disco reposado, sin la fiereza del anterior, pero compartiendo el gusto por lo oscuro y por las atmósferas graves y los bajos profundos, dejando las guitarras y abrazando de nuevo lo electrónico, dotándolo de una elegancia y una clase destacables, una gran capacidad melódica que huye de lo inmediato y fluye sin prisa buscando el ser saboreado con calma, paladeado con atención para ser capaces de captar toda su fuerza lírica y la riqueza de matices, donde destaca ese buen hacer del amigo Obeya en los trabajos vocales, siendo el perfecto contrapunto humano al sonido de las máquinas. Debo confesar que estoy totalmente enganchado al disco y llevo semanas, prácticamente desde que lo descubrí, sin dejarlo de poner por lo menos una vez al día y conteniéndome para no quemarlo compulsivamente.

El disco comienza muy alto con Out, Damn Light, con es colchón de bajos y percusión que dan entrada a la voz de Mani Obeya y su particular timbre de voz, mientras la electrónica va añadiendo suaves matices y efectos a la melodía. Suave cambio con el estribillo, sin brusquedades ni excesos, todo sigue su camino pisando levemente el acelerador para desembocar en un brillante final de intensidad contenida, jugando con ecos vocales. Quizás de primeras no nos diga mucho, pero estoy casi seguro que si la escucháis un par de veces más, quedaréis atrapados en ese ritmo hipnótico del estribillo. Una de mis favoritas y un gran comienzo, muy a los maestros Massive Attack.

Sofa Surfers Out, Damn Light feat. Mani Obeya

Una punteo guitarra con aire jazz nos recibe en el segundo tema, volando sobre la percusión y se queda flotando bajo la entrada de las vocales de Obeya, que a mi me suenan cada vez mejor, dulces e intensas a la vez, con un suave tono melancólico y ensoñador, alzando y bajando la voz con elegancia y que nos va llevando hacia un final etéreo lleno de oscura elegancia instrumental.

Sofa Surfers – Valid Without Photo feat. Mani Obeya

Sube unos grados la intensidad con Word In A Matchbox, inflamada de bajos gruesos, contundentes, rasgueos oscuros de guitarra, ecos hipnóticos vocales, pesada percusión y con más nervio en la voz, llenando la atmósfera de urgencia y tensión para acabar desembocando en el inicio del tema. Cuanto más las escucho, más me enganchan.

Sofa SurfersWord In A Matchbox feat. Mani Obeya

Percusiones contundentes nos reciben en Edgelands, cantada a manera de mantra hipnótico y machacón hasta que el bajo se despereza y aumenta el ritmo, generando esa tensión y esa urgencia con apoyos de electrónica que le dan un tono épico. Continúan la andadura con Broken Togheter, otro de los puntos altos del disco, con un inicio de percusión lenta y otra vez esa guitarra de aires jazz que le dan el toque especial, de elegancia al tema. Obeya se vuelve a marcar otro pedazo de interpretación, igual de elegante, sin estridencias y llena de clase. Una maravilla sentir como la canción va subiendo de intensidad a base de perfectas combinaciones vocales e instrumentales para acabar sumida en un mar de oscura distorsión.

Sofa Surfers – Broken Together feat. Mani Obeya

En In Vain, cambiamos de vocalista y volvemos a los ecos de Massive Attack. Esta vez, Jonny Sass se encarga de la parte vocal en un tema lento, de ritmo marcado, saturado de graves, de poderosos bajos y en la que quizás se echa en falta algún cambio de ritmo, tanto vocal como instrumental, porque me acaba dando la impresión de ser algo plana y lineal. Tiene su oscuro encanto, un halo de misterio, de tristeza, pero el cambio de ritmo llega demasiado al final y es realmente bueno. Quizás podrían haber jugado un poco más con él intercalándolo en medio del tema para darle algo más de dinamismo. De todas maneras, no me desagrada en absoluto. Gana con las escuchas.

Sofa Surfers – In Vain feat. Jonny Sass

Con Begin (The Shadow Line), Obeya vuelve a tomar los mandos del micrófono y a deleitarme con su interpretación. Batería marcada, electrónica saturada y bajo pulsante caminan bajo su voz doblada de manera deliciosa, plena de delicadeza y elegancia. Quizás no sea ese estilo de voz más duro y gastado que me suele atrapar, pero tiene ese algo especial que me la hace irresistible, esa magia del hacerlo con talento, sin apenas esfuerzo pero lleno de sentimiento y matices que dan color a su trabajo. Sin apenas darnos cuenta se deslizó otro gran tema, bello por si mismo, sin necesidad de vestirlo de artifícios ni grandes instrumentaciones.

Volvemos con el amigo Jonny Sass, al que su colega en las tareas vocales se lo pone casi imposible en mis preferencias, en otro tema de dura percusión, machacona, con un bajo bombeante y una batería milimétrica en los ritmos, mientras que su labor vocal me sigue pareciendo algo plana, falta de matices y de ese color que le da su compañero incluso llegado el estribillo. No es mal tema, pero palidece en la comparación y además es el más largo del disco. Quizás excesivamente largo.

Cambiamos de tercio y nos encontramos con el tema que da título al disco, Superluminal y un bajo supervitaminado que me recuerda al Blindside y que hace mis delicias, ya me dice que lo que sigue no va a ser malo. Además, el amigo Mani toma las vocales volviendo a subir el listón, a llenar de color y matices el tema. Texturas oscuras y voces luminosas contrastan y juegan a dominar el transcurso de la canción. Un precioso intermedio de violines y esa guitarra jazz vuelven a llevarnos a una subida de intensidad perfectamente contenida. Otro gran momento del disco. Y ya van más de dos.

Sofa SurfersSuperluminal
[audio http://ia601500.us.archive.org/8/items/SofaSurfers-SuperluminalFeatManiObeya/SofaSurfers-SuperluminalFeatManiObeya.mp3]

El disco se cierra con Glitches, Crashes & Ashes, con calma y sin levantar tampoco la voz, apenas cantando, casi recitando, con el bajo, la electrónica y la guitarra de aires jazzísticos jugando sin prisas, sin ningún camino definido mientras el grupo se despide con un tema menor, visto lo ya escuchado hasta ahora.

Seguramente, Superluminal no será uno de esos discos que aparezcan en los miles de listas que se ven en estas fechas por las páginas de música de todo el mundo y si lo hacen, dudo que ni se acerquen a los tres peldaños más altos. Ni siquiera sé si serán mis números uno, todavía está por ver. Seguramente volverán a pasar de puntillas o desapercibidos con este gran disco de electrónica, de trip-hop, de producción grave y oscura, pletórico de clase y elegancia, de buenas canciones e interpretaciones vocales. Menos mal que yo he andado vivo y os dejo aviso y recomendación, para que no seáis uno de los tantos que no se van ni a enterar de que este buen trabajo circula por esos superpoblados mundos de la música de hoy en día. Buscarlo, encontrarlo, conseguirlo y saborearlo con calma, a buen volumen. No creo que os arrepintáis de hacerlo. Y de ser así, no se admiten reclamaciones.

Nos vemos.

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s