Hasta siempre, James [1961-2013]

james gandolfiniHolaquétal, estimados. Ayer os decía hasta la próxima y que no sería mañana. Se ve que mis dotes de adivino siguen siendo igual de malas que siempre. Quién me iba a decir que esta mañana, mientras desayunaba, la cuchara con los cereales se iba a quedar a medio camino de mi boca, sorprendida y paralizada por lo que anunciaba el locutor de las noticias. Poco me duró la alegría de volver a escuchar lo que presencié en directo ayer noche, que mi equipo de basket es campeón de la liga, después de cinco partidos contra el eterno rival, de mal baloncesto, pero tensión, lucha y emoción a raudales. Tardé unos segundos en asimilar lo que decía el tipo de la teleboba. No me lo esperaba, no podía ser. James Gandolfini había fallecido ayer en Roma, de un ataque al corazón, con apenas 51 años. Tampoco me esperaba que me impactara tanto la noticia, que me dejara casi en stand by, desconectado por un buen rato mientras me hacía a la idea.

La verdad es que no me ha alegrado el día precisamente el tema y poco a poco, mientras lo digería, he ido pensando que tenía que dedicarle unas líneas por aquí, un pequeño homenaje, unas sinceras gracias por los buenos momentos que me ha regalado este personaje, que apenas conocía hasta hace un par de años, más que de verle recoger Emmys al mejor actor de series de televisión, por su trabajo en Los Soprano.

No fue hasta hace un par de años, más o menos, después de leer este artículo en una página que visito habitualmente, que me decidí a investigar en esa serie de la que todo el mundo hablaba maravillas, con tal de no tener que aguantar toda la mierda aderezada de anuncios y publicidad que dispara la teletonta sin parar mientras estoy cenando. Así que, religiosamente, me comí las seis temporadas de la serie, fiel a la cita siempre que me era posible, o sea, casi todos los días, a la hora de la cena, enganchándome poco a poco hasta la adicción. Sí, me uno a los que hablan maravillas, porque fue lo que me pareció y después de terminarla, me quedé con la sensación de que me faltaba algo a esas horas, que necesitaba otra dosis de Tony Soprano y familia.

sopranos

No me voy a poner a destripar la serie, no viene al caso ni tengo intención, pero me acabó siendo tan familiar el rostro de Gandolfini Soprano, como desconocido me había sido hasta ese momento. Esa interpretación de un mafioso de poca monta es de lo mejor que he visto en mi vida y de lo que veré, no tengo la menor duda. Un dibujo de personaje muy alejado de ese mafioso que mandan los cánones, tipo El Padrino o cualquiera de esas películas de gangsters que todos hemos visto, pero que, sin lugar a duda, merece su mismo status, la misma genialidad que la de Don Vito Corleone, como bien señala este artículo de la misma página que os señalaba antes.

Un trabajo de los que se quedan grabados, lleno de matices, genuino, magistral. El día a día de un tipo peculiar, que acabas adorando u odiando dependiendo del capítulo o incluso en el mismo capítulo. Brutal o tierno, metódico o impulsivo, desenfrenado o calculador, magnético y destructivo, lleno de ira y cargado de material sociológico para ser desentrañado mientras se consume la serie con avidez. Tony Soprano o James Gandolfini son la serie, aunque el resto del elenco esté a gran altura.

Después de eso, siempre me sorprendía, me resultaba extraño verlo en otras actuaciones, en otras situaciones, en otros lugares sin su familia o su banda. El personaje que devora al actor. Me era casi imposible no ver a ese Tony Soprano y no sentir una entrañable simpatía por el actor que tanto me había hecho disfrutar, hiciera lo que hiciera. Curioso verlo en El hombre que nunca estuvo allí de los Coen, o en la más reciente Mátalos Suavemente al lado de Brad Pitt. Casi te asomaba al instante una sonrisa cuando lo ves aparecer en pantalla, como si ya fuera de la familia o un buen amigo. Ahora ese buen amigo se ha ido, ya no está, ni nos brindará otra interpretación que me haga sonreír y sentirme bien sólo con verlo al otro lado de la pantalla. Se ha ido un gran actor, carismático y con eso que llaman presencia, de los que llenan y traspasan la pantalla. Aparte de algunos otros papeles donde dejó su inconfundible impronta, nos ha regalado a los que hemos tenido la oportunidad de disfrutarla, un inolvidable personaje a la altura de los mejores en el tema de la mafia y los gangsters, con la dificultad añadida de hacerlo en una película que dura seis temporadas, sin aburrirnos ni cansarnos. Dejándonos sólo con ganas de más. Adiós a mis ensoñaciones y pajas mentales con una posible película de Los Soprano o una segunda parte con otras seis temporadas con Tony y su troupe haciendo de las suyas y consiguiendo que desconectara de mi mundo y entrara en el suyo. Ya no será posible. Ya sólo serán sueños.

Por eso estas líneas, un pequeño homenaje y a la vez, un enorme agradecimiento por esos buenos momentos que me ha hecho disfrutar, por haberme hecho vivir una ficticia realidad de una manera tan magistral, por haber conseguido que me desconecte del mundo durante los apenas cuarenta y cinco minutos de cada capítulo y haberme hecho gozar de eso que llaman interpretación. Hasta siempre, James y descansa en paz.

Nos vemos.

6 pensamientos en “Hasta siempre, James [1961-2013]

  1. Hola, D’Angel…

    Gracias por la información. Algo había leído cuando se nos fue Gandolfini de que dejaba algún trabajo pendiente de estrenar, pero ya ni me acordaba. Como bien dices, habrá que estar atentos. Últimamente he visto algunas películas de él a modo de pequeño homenaje, aunque suela ser actor secundario, como El hombre que nunca estuvo allí, Mátalos suavemente, In the Loop o La última fortaleza. Esa de Sobran las palabras también caerá, apuntada queda.

    Nos vemos.

      • Gracias, estimado anónimo.

        Interesante el vídeo, sí. A pesar de ser de esos donde el protagonista es un santo y todo son loas a su persona. No deja de ser curioso ver los comentarios de sus compañeros de reparto en ‘Los Soprano’… que gran serie.

        Por cierto, hace nada estrenaron su última actuación en la película ‘La entrega’ (The Drop). No la he visto pero la tengo en agenda…

        Nos vemos.

  2. Parece que hoy estamos de recomendaciones.

    Acabo de ver la última que tuvo la oportunidad de filmar esta persona entrañable que era o al menos aparentaba ser a través de su trabajo nuestro amigo James Gandolfini:http://m.filmaffinity.com/es/movie.php?id=504894

    No sé si es que me ha pllado cono la guardia baja, pero lo cierto es que me ha llegado al corazón.

    Os la recomiendo!

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s