La Canción del Día [25]

la cancion del dia25Holaquétal, estimados al otro lado. Va tocando insertar otro capítulo más en esta sección de los temas que se me quedan pegados de vez en cuando, porque la tengo algo abandonada últimamente. Y eso que es de las más fáciles de sacar adelante. Tanto como fácil es que una cancioncilla se me quede agarrada durante días y a veces incluso más.

La que os traigo hoy poco tiene que ver con el gris y lluvioso fondo que le he encasquetado al amigo mono de la cabecera. Eso va con el día que tenemos por aquí. O con los días, o semanas, o meses, que uno ya pierde la cuenta entre tanto gris invernal. El tema de hoy va como antídoto a ese gris porque suena a sol, a luminosidad, a buen rollo y diversión, para evadirse aunque sea virtualmente por tres o cuatro minutos a algún sitio donde no llueva sobre mojado, calando huesos.

Este tema en cuestión me asaltó ayer de mañana, mientras me sentaba con un colega en una cafetería del centro. Sonaba la música de fondo, baja, casi imperceptible, ahogada por el runrún de la lluvia y el viento contra las cristaleras. Alguna emisora de radio más bien rockera. Charlábamos animadamente sobre no recuerdo qué, sacándonos el frío del cuerpo con un cafecito caliente y humeante cuando fuera empezó a granizar cosa mala. Desbandada en la calle, todos a cubierto, el suelo de color blanco y el personal resbalando y haciendo malabarismos para mantener la vertical entre risas y gritos. Se estaba a gusto dentro, viendo el espectáculo tras la barrera e intuyendo que si ya antes hacía mucho frío, con ese granizo seguro que la temperatura o la sensación térmica habría bajado un par de grados más. Más apetecible estaba así el café caliente.

En un momento dado, mi sentido arácnido hizo que se me aguzaran las orejas al percibir entre el ruido del local un estribillo que salía de ese hilo musical. Algo que me sonaba mucho y muy bien, algo que llevaba años olvidado. Apenas lo escuchaba y se lo comenté a mi colega, también muy aficionado a la música, sobre todo a lo más clásico. Le pregunté qué coño era esa canción tan buena, tan pegadiza y divertida, si la conocía. Él también afiló las orejas, se concentró en el casi inaudible estribillo del tema que ya se estaba acabando y sonrió. Claro que la conozco, me contestó con cara de triunfo. Muy bueno el tema, comenta saboreando el momento y mi impaciencia. Es Black Betty de los Ram Jam. Ram qué? Ni puta idea. El tema me sonaba mucho, un viejo y olvidado amigo, pero el nombre del grupo, absolutamente de nada.

Anotada quedó y lo cierto es que ese estribillo se me quedó el resto del día y toda esta mañana mientras buscaba información y me la agenciaba para meter en el saco de mi colección. Uno de esos temas con los que el grupo pega el pelotazo y luego nunca más se vuelve a saber de ellos. Eso que llaman un one hit wonder en toda regla. O eso parece, porque de paso, me he buscado el resto del disco, no vaya a ser que su contenido esté a la misma altura o se le acerque como mínimo. Estos Ram Jam, de los que hasta ahora no tenía ni idea de que existían, son un grupo yanky que publicó un par de discos antes de desaparecer. Si me gusta ese primer disco de debut, ya iré a por ese segundo. Por lo menos pueden presumir de que se curraron un auténtico clásico del rock.

Ram Jam

En cuanto al tema en sí, ese clásico, pues decir que, aparte de ese contagioso estribillo que tenía archivado en mi memoria, el resto del tema me ha encantado. Cosecha del 77, no entiendo como, además de que lo habré escuchado muchas veces en esas épocas, no estaba ya en mi discoteca. Es clara carne para mis favoritas. No sólo ese estribillo repetido “whoa, black betty bam-ba-lam“, sino que esos vibrantes y brillantes riffs de guitarra que llevan el tema son de lo más hard-rockero e infeccioso que te puedes echar a la cara. Parece mucho más moderna de lo que en realidad es. Después de escuchada entera, la canción me parece mucho más que ese estribillo y sobre todo, que estos tipos le daban muy bien a sus instrumentos, con ese desarrollo instrumental acelerado más que interesante en la parte media de la canción, que suena muy fresco y auténtico, efectivo, natural y sin pretensiones, para volverlo a empalmar con esa parte que ya conocía o que guardaba en mi memoria auditiva musical, aunque bien enterrada. El tema destila potencia, diversión y gancho por todos los poros, te da buen rollo y como ya decía antes, me hace pensar en ese astro que últimamente nos es tan desconocido aquí en el norte, siempre esquivándonos y ocultándose tras las negras nubes, apenas asomando alguna vez tímidamente. Una luminosa y muy agradable sorpresa para la mañana del domingo esta Black Betty. Con ella os dejo hasta la próxima.

Ram JamBlack Betty
Ram Jam, 1977

Nos vemos.

8 pensamientos en “La Canción del Día [25]

  1. He de reconocer que no me suena de nada el tema en cuestión, pero encaja a las mil maravillas en el escenario que planteas… Ya me apuntaba yo con un buen “Irish Coffee” en mano…

  2. Por cierto, a sólo 4 visitas de las 15.500 me pregunto con qué nos deleitarás para celebrarlo…. quizás una nueva entraga de tus Ballads Box?, jejejejeje

    • Hola, D’Angel…

      Buff, a mi Black Betty me sonó al instante pero nunca lo he tenido en mi discoteca ni la había escuchado entera conscientemente hasta ahora. Lo del Irish Coffee a esas horas de la mañana igual es un poco fuerte de más aunque con el frío que hacía sería tentador…

      El siguiente fascículo de las Ballads Box caerá un día de estos y me vale para celebrar los 15.500, por qué no…

      Nos vemos.

  3. Jelow…llamando a la nueva atlantida sumergida…jajaja.
    Bromas aparte, q a estas alturas del temporal ya no hacen ni gracia..
    Y centrandonos en la cancion dl dia..q es a lo q venimos a hablar aqui..decir q a mi si q m sonabana el estribillo de esa cancion..pero ni idea d quien era, hasta q un dia un buen excompi d trabajo al q torturo dia si y dia tambien con las canciones q m gustan, enviandoles miles d enlaces y sometiendole a escuchas chirriosas desde mi smartphone d las canciones q m obsesionan casa vez q quedamos para tomar un cafe…pues bien..este amigo y excompi m paso este video y m dijo q lo escuchara..a pesar d lo desfasado dl video..q m iban a gustar las guitarras..y la canciom aunq era antigua..a el le seguia gustando y la.seguia poniendo y pensaba q entraba dentro d mis preferencias musicales…y vaya si acerto..jajaja.y d esto. hace un par d meses..asi q m hizo gracias encontrarme la misma cancion aqui..d los desconocidos hasta entoncea ram jam…

    • Hola, catalanita…

      Pues sí, los chascarrillos sobre el clima son ya de dudosa gracia a estas alturas. Sólo queda resignarse y pensar que algún día llegará la primavera. Ni siquiera es recomendable acercarse a la costa a ver el imponente espectáculo del Atlántico de mala hostia. Y no será por ganas.

      Pues buena casualidad y ojo certero el del compañero. Ya me pegaba que encajaría bien en tus gustos. Y en los míos, claro. Ese estribillo y esas guitarras son muy adictivas y pegadizas. No la quemes, que nos conocemos…

      Bicos.

  4. Hola desde el otro lado!

    Se echa de menos un poco de movimiento por estos lares, así que doy el paso y os deseo un buen fin de semana con la canción que lleva sonando en mi cabeza desde hace unos días… Mi canción del día personal, dedicada a los del otro lado de la pantalla: https://www.youtube.com/watch?v=PXB8EyXXISQ

    P.D. A la espera de nueva entrega de las Ballads´ Box… jejejeje

  5. Hola, D’Angel…

    Pues sí, obviamente hay poco movimiento. Ya hace tiempo que este garito se balancea entre las ganas de cerrarlo y cierta pena en dejarlo. No le encuentro ya mucho sentido a esta movida y como se ve, hace tiempo que ni siquiera me paso. Y eso que hay cosas en el tintero aparte de las Ballads Box, pero no hay ganas. Así que me temo que os tendréis que hacer a la idea. Por ahora estoy de vacaciones indefinidas…

    Nos vemos.

    • Siento leer eso… Hemos pasado muy buenos ratos por aquí con tus anécdotas, tus propuestas musicales, gratas sorpresas y algún que otro reto inspirador… Y aún… seguro que más de lo que lo manifiestan… seguimos disfrutando día a día con tu música.

      Sería una verdadera pena dejar extinguirse este pequeño rincón, al que tanto cariño y tiempo has dedicado.

      Espero y deseo que la fiesta no termine de decaer del todo y, aunque sea de cuando en cuando, podamos seguir compartiendo sensaciones con ese factor común que es la música y demás apartados también de interés… Y que lleguen tiempos mejores, que te traigan energías e ilusiones renovadas para retomar la inspiración de hace un tiempo.

      Por aquí seguiremos…

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s