Yeah Yeah Yeahs – It’s Blitz

It's BlitzYeah Yeah YeahsIt’s Biltz
Interscope, 2009
••••••••••

Holaquétal, estimados seguidores. Un saludo desde nuestros estudios centrales, situados en la reconfortante calidez de mi keli, bien a cubierto de la gelida caricia polar que sopla afuera, de esas que cortan el cutis y te hacen saltar las lágrimas si se te ocurre asomar la nariz. Auténtico ejercicio de disciplina, levantarme e ir a darme la carrera matutina, contemplando los campos helados y los coches cubiertos de una gruesa capa de escarcha. Costaba respirar y costó romper a sudar. Queda poco para la primavera, pero el invierno se resiste a dejar de dar por culo, que a fin de cuentas, es el trabajo al que se ha dedicado desde el principio de los tiempos. Asín que, él a lo suyo y yo a lo mío, a esquivar sus molestos efectos en casa y a escribir algunas chorradas que se me ocurran sobre el nuevo artefacto que hoy voy a sacar a la palestra

El disco de hoy es el tercero y último que han publicado un grupo al que tengo bastante simpatía, los Yeah Yeah Yeahs. Oriundos de yankylandia, concretamente de la famosa ciudad que nunca duerme, Nueva York, la banda está formada por la histriónica y particular vocalista y ocasional guitarra, Karen O, el guitarra y teclados Nick Zinner y Brian Chase a la batería y percusiones. A pesar de sólo contar con esos exiguos tres discos publicados, el grupo se ha granjeado una cierta fama y reputación entre crítica y público, gracias a una explosiva combinación de indie rock garajero y punk, que ejecutan con descaro y desparpajo juvenil, combinado con la expresiva voz de Karen, capaz del más eléctrico histerismo, como de la más dulce entonación. Una voz que es su baza más evidente y que les dota de una personalidad más que reconocible, sin duda.

yeah yeah yeahs

De esos tres discos, he escogido uno. Podría ser el primero, el Fever to Tell del 2003, con el que sorprendieron a esa crítica y enamoraron a su público. Diría que el favorito de sus seguidores primigenios, en un debut incendiario, lleno de actitud punk, guitarras, ritmos acelerados sin dar tregua y donde su vocalista despliega todo su furioso arsenal como un animal descontrolado desde pepinazos como los que os dejo de muestra:

Yeah Yeah YeahsDate With the Night

Yeah Yeah YeahsY Control

También podría ser el segundo, ese Show Your Bones del 2006, que es, sin duda, mi favorito y con el que los conocí en ese mismo año de su publicación. Con la misma fórmula, pero bajando un poco la velocidad y la intensidad, parándose más con la melodía y la complejidad de las composiciones, no tan directas, estridentes y al grano como en su debut. Con él me engancharon a mi y decepcionaron un tanto a sus más puristas seguidores, que esperaban otra nueva ración de píldoras incendiarias y abrasivas y se encontraron con un disco más sosegado y trabajado, menos visceral, inmediato y espontáneo, pero igual de bueno, por lo menos para mi gusto.

Yeah Yeah YeahsHoneybear

Yeah Yeah YeahsTurn Into

Podría haber sido cualquiera de los dos, pero me he decantado por el tercero y último, el patito feo, el que se ha quedado en tierra de nadie y no ha cosechado ese éxito, ni dejado satisfechos a sus fans y seguidores. No puedo evitar ese pequeño atractivo que me tiene el llevar la contraria, siempre que se puede y hay argumentos, como es el caso. Este tercer disco se publicó en el 2009 y le pusieron por título It’s Blitz. Con él asumieron un cambio bastante radical de estilo, un golpe de timón bastante acusado y que esta vez sí, definitivamente dejó mareados y algo perplejos a los incondicionales de aquel aguerrido Fever to Tell, que se sintieron traicionados por su adorada Karen O & Cía.

En la misma estela que en esos momentos estaba de moda y acompañando a otros grupos más o menos en su onda, salvando las distancias, del tipo Franz Ferdinand, Bloc Party, The Strokes, Editors, The Killers, mis queridos Kashmir o incluso Radiohead, unos de manera más experimental y otros más discotequera o bailable, se decidieron a dejar de lado su sonido más orgánico y guitarrero y probar otras texturas y sonidos más electrónicos, jugando con las máquinas, las cajas de ritmos, los sintetizadores y toda esa parafernalia, añadiendo synth-pop, electro-pop a su propuesta sin sonar casposos, sin perder su esencia. Incluso a volverse más amables y accesibles. Una evolución más que clara, un camino que los deja casi irreconocibles si miramos a aquel debut lleno de aristas y agresividad, salvo por la inconfundible voz de su vocalista. Evolución lógica, moda, ganas de experimentar, mero postureo o lo que cada uno quiera ver, lo cierto es que el giro estaba dado y el disco publicado.Y a mi modo de ver, el disco sigue siendo bueno, a pesar de los pesares. Siendo más amigo de las guitarras que de las máquinas, lo cierto es que este cambio de sonido me acabó convenciendo después de la inicial cara de sorpresa, poco a poco me fui amoldando a este nuevo traje de los Yeah Yeah Yeahs, haciéndome con su nuevo rollo electrónico y reconociendo que ese nuevo sonido tampoco les sentaba nada mal. Porque, aparte del nuevo look sónico, también traían buenas canciones, que es lo que cuenta.

El disco comienza con el que también fue su adelanto y single promocional, titulado Zero, con esos nuevos horizontes ya bien marcados desde el inicio. Sonido sintético, cajas de ritmo y percusiones electrónicas directas a la pista de baile. La señorita Karen cantando de manera más sensual y domesticada que nunca, aunque dejando algún atisbo de su histrionismo vocal. Un auténtico pepino apuntado a la línea de flotación, perfecto para mover el esqueleto y sudar la camiseta. Igual de directo que antes pero en clave bailable. Un comienzo de los que se dicen bien arriba.

Yeah Yeah YeahsZero

Pero aún se puede subir más si continuamos escuchando Heads Will Roll, derritiendo las zapatillas en la pista. Danza hasta que estés muerto no suelta Karen desde el la letra de este tema y no cabe duda de que se empeña en que lo hagamos. Otro verdadero trallazo, carne de discoteca. Un suave comienzo a los teclados nos adentra otra vez en el ritmo marcado de la percusión, machacando sin tregua. Cambios de velocidad e intensidad le dan dinamismo al recorrido, mientras gruesas guitarras sintetizadas hacen de fondo a la voz de esta chica, afilada o susurrante según el momento. No pude menos que pincharla en una de esas sesiones de fin de año que me han hecho famoso en todo el mundo.

Yeah Yeah YeahsHeads Will Roll

Dos canciones de subidón y para la tercera, bajan un poco el piston con Softshock, acercándose al pop electrónico, no tan bailable, más reposado, con cierto aire onírico distorsionado y percusiones potentes y marcadas, acompañadas con una voz que esta vez parece que nunca ha roto un plato en su vida. Toque naif y algo pícaro para relajarnos un poco, aunque acabe ganando intensidad hacia el final. Lo que siempre me ha parecido es que Karen O ha ido ganando experiencia, matices y registros en su trabajo vocal con cada disco, haciéndose mejor cantante. Skeletons es una buena muestra de ello, con un inicio de en tonos de dulce locura, como una enamorada catatónica cantando abrazada a su camisa de fuerza, con la vista perdida en el horizonte, apenas acompañada por los teclados y unas percusiones de ritmo épico que van subiendo de intensidad hasta el final del tema. Simple y efectivo.

Con Dull Life nos llevan a un engañoso y delicado comienzo, con una suave guitarra punteando y el fraseo dulce de Karen, para sorprendernos con un duro e inesperado cambio de ritmo, esta vez no tan electrónico, más guitarrero, rockeando con gusto y energía y donde la vocalista se desmelena casi como en los viejos tiempos, ganando agresividad. Ritmo acelerado, parando y arrancando, gran estribillo y buen riff de guitarra. Volvemos a subir.

Yeah Yeah YeahsDull Life

Pasado el ecuador del disco nos espera Shame and Fortune, pulsante en los bajos, más arrastrada en las vocales, hasta que se despereza con una batería contundente marcando el paso y guitarras saturadas y punzantes. Ritmo marcial, energía, latigazos de intensidad rockera y la electrónica más escondida. Buen tema.

Y llegamos a una de las perlas del disco, Runaway y aunque parezca mentira, se trata de una intensa balada, con una brillante interpretación de Karen, dulce e hipnótica, que nos arropa con su voz sobre una minimalista instrumentación, donde apenas sobresale el piano y la fuerza que le da la entrada de las cuerdas, dándole un justo contrapunto épico al tema. Así da gusto bajar las revoluciones, consiguiendo que la versatilidad y cambios de palo de las canciones cobren sentido.

Yeah Yeah YeahsRunaway

Con Dragon Queen, volvemos al pop electrónico, más juguetón y sensual, a los sintetizadores ochenteros, sin dejar de lado los beats discotequeros y las letras casi susurradas más que cantadas. Un tema divertido y desenfadado. Le sigue Hysteric, que a pesar de su nombre, no es un tema en el que Karen retome sus antiguos ramalazos de interpretación histérica, mas bien todo lo contrario. Un tema envolvente, sintético otra vez, de atmósferas oníricas, paisajes soñadores y distorsionados, densidad instrumental y terciopelo en la interpretación.

Yeah Yeah YeahsDragon Queen

Como cierre nos dejan otro tema lento, otra balada titulada Little Shadow, otra vez en modo minimalista, con la voz como protagonista, que va subiendo de intensidad acompañada de la instrumentación, hacia un final de suave y delicada épica.

Hasta aquí este extenso recorrido por el It’s Blitz de los Yeah Yeah Yeahs. Otro giro de tuerca que los aleja más si cabe de su exitoso debut y que me deja esperando su próximo movimiento con expectación. En mi caso no me ha decepcionado el disco. Sí, confieso que algo si que echo de menos aquella agresividad, aquella locura y frescura más minimalista en la producción, más directa. Algo sí echo de menos la punzante e histérica manera de cantar de Karen O, sus locuras y su provocación callejera. Sin embargo, también me ha gustado verla vestida de fiesta, con las lentejuelas y los brillos en la pista de baile. Me deja buenas sensaciones. Me da que el tema es más versatilidad que postureo o moda, porque las buenas canciones siguen estando ahí, igual que su esencia. Mejor antes que ahora? Depende del día. O de la noche.

Por cierto, que hablando de futuros movimientos, su próximo disco, titulado Mosquito, está al caer, creo que en abril, o sea que me toca estar al loro, porque es uno de los que le tengo ganas de verdad. Y no me voy a despedir y devolver la conexión a nuestros estudios centrales, sin antes recomendarles su directo, porque sobre las tablas no desmerecen lo que fabrican en el estudio, lo digo por experiencia también. Les aseguro que es todo un espectáculo ver a esta auténtica show-woman, eléctrica, provocadora, descarada, haciendo piruetas, bailando como una posesa y realizando las más variadas y estrambóticas poses y posturas. Lo dicho, no se los pierdan si tienen la oportunidad.

Nos vemos.

6 pensamientos en “Yeah Yeah Yeahs – It’s Blitz

  1. Hola otra vez y antes de nada, feliz fin de semana, el mio va a ser por la nieve con madrugon incluido y recompensa del esfuerzo con un buen chocolate muy muy caliente, pero centrándome en el motivo de mi entrada, que era comentar este grupo, casi desconocido para mi , si no fuera por head will road que me llamo la atención desde la primera vez que la escuche y que luego se puso de moda y no dejaban de ponerla en algunos de los locales que frecuento.

    Decir que las canciones que nos muestras de sus primeros discos, me recuerdan a garbage, aunque no creo que sea del mismo estilo, si que me recuerda la voz de la cantante, que coincido en que ha ganado dulcura y sensualidad con los discos… y que me resulta curioso este comienzo mas roquero y estridente que apuntas, parecen dos grupos distintos, sin duda , tu elección nos invita a seguir moviendo los pies hasta reventar, y a seguir con canciones sugerentes como runaway..asi que no nos queda mas que hacer caso de esta propuesta y ponernos a bailar.
    tomo buena nota del grupo, me has dejado claro que no son solo una cancion que me gusta, y desde ya me confieso fan de su tercer disco y seguidor de sus proximos directos. ..a ver si hay suerte, y puedo ver a alguna de estas damas con caracter y estilo propio.
    buena recomendación!

  2. Hola, George… ja,ja,ja, veo que te cuidas. Que vaya bien sobre la nieve.

    Me ha dejado un poco flipado esa comparación o semejanza con Garbage y los dos primeros discos de los Yeahs. No es que los controle mucho, pero me parece recordar que los Garbage hacían una especie de pop electrónico suave y comercial, con una vocalista guapita de cara y voz bastante sexy. El rollo de los Yeahs no me los recuerda para nada en esos primeros discos, muchos más ruidosos, frescos, guitarreros y donde la electrónica brilla por su ausencia. Ya me contarás el por qué les ves ese parecido.

    Me alegra que te hayan interesado y que tengas idea de investigar. Y no los dejes pasar si se acercan por donde vives. Seguro que bailas y te lo pasa de puta madre, como mínimo.

    Nos vemos.

    • hola otra vez, pues si, la nieve muy bien y divertido !!.. pena que se este terminando la temporada ..
      en cuanto a la similitud de garbage con yeah yeah yeah.. ciertamente, no me referia al estilo musical que ciertamente es mucho mas flojo, comercial y electronico, rozando algo popero el de garbage, pero sí, he de confesar que el tono de voz y la forma de cantar algo impetuosa de la cantante me recordo a la de yeah yeah yeah, que como he comentado, creo que ha mejorado en su tercer disco como apuntas.
      Espero que la aclaracion sea suficiente, aunque me temo que seguiras sin compartir dicho parecido vocal conmigo, je jeje
      buena mañana!

  3. Hola, George, bienvenido de las nieves…

    Suficiente, no lo voy a discutir. Hace mucho que no escucho a Garbage, o sea que lo dejamos ahí. Tampoco me gustaban tanto ni tengo tantas ganas de bulla como para revisitarlos y poder discutírtelo con algo más que vagos recuerdos. Desde luego, lo de una voz impetuosa no lo asociaría con ellos, pero me fiaré de tu criterio je,je,je… ;P

    Nos vemos.

    • me alegro de quedar en tablas… y que respetes mi criterio, yo tampoco queria proponer otro duelo…ya entraremos en detalles y discusion en otro grupo que nos guste mas a los dos…yo tambien hace siglos que ni los escucho ni los sigo ( a los garbage…) jajjajja
      nos vemos,

      • Oki, firmada la paz,… por ahora. Y por supuesto que respeto tu criterio, sólo faltaría, no soy ningún gurú ni mi palabra va a misa. Otra cosa es que lo comparta o lo discuta con argumentos, si los tengo, ja,ja,ja…

Los comentarios son bienvenidos...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s